domingo, 11 de julio de 2010

El albergue de Benavente contará con recepción y baño para minusválidos

  • Hay obras desde principios de año para cumplir con la normativa de la Junta
  • Se espera que en julio terminen los trabajos
El albergue de peregrinos de Benavente está cerrado desde principios de año por las obras de rehabilitación que se están realizando en el edificio. Se están habilitando una recepción y un baño de minusválidos para cumplir con la normativa de la Junta y mantener así la categoría de una concha. Se espera que en julio terminen los trabajos. Mientras, hay un albergue semiprivado a disposición de los caminantes.

Habitualmente no son muchos los peregrinos que llegan hasta Benavente, pero en este Año Jacobeo están batiendo récords y se encuentran con la puerta cerrada.

Desde principio de año, las obras han permitido rehabilitar el resto del edificio, aunque en un futuro se espera contar con otro local mucho más amplio, en el Centro Cívico, para acoger a los caminantes.