lunes, 28 de junio de 2010

El albergue de Huesca para los peregrinos del Camino de Santiago no abrirá hasta octubre

La burocracia ha demorado la obra de remodelación de dos pisos piloto, un proyecto pensado para el Año Jacobeo.

Los peregrinos a Santiago que este verano pasen por Huesca deberán seguir camino si quieren pernoctar en un albergue de la ruta compostelana porque el de Huesca no estará en funcionamiento hasta octubre. Los trámites burocráticos han retrasado la apertura de la instalación, que estaba prevista para el año pasado con el objetivo de que el hospital estuviera ya consolidado como una escala del Camino para 2010, que es Año Jacobeo y que supondrá que pasen por Huesca unos 600 caminantes.

La Comarca de la Hoya de Huesca, promotora del proyecto, ha solicitado ya al Ayuntamiento de la capital oscense licencia de obras para remodelar el edificio, situado en la calle de Valentín Gardeta. Se trata de una construcción de planta baja que se levantó como piso piloto de una urbanización. Tiene 140 metros cuadrados y está cerca del camino de Salas, entrada natural de los peregrinos que recorren el camino catalán o italiano, y de las piscinas.

Hace dos años que el ayuntamiento decidió que las dos viviendas que habían servido como muestra de los bloques de pisos no se derribarían y se transformarían en albergue. Se respondía así a la demanda de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Huesca para completar una red de hospitales para la comarca que empieza en Pertusa, sigue en Pueyo de Fañanás y continúa por Bolea, Sasamarcuello y Ena.

Pero la utilización del edificio precisaba de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ya que el piso piloto está situado en un espacio calificado como zona verde. El pleno del ayuntamiento dio el visto bueno al cambio de uso del suelo habilitando una zona verde próxima a los edificios de viviendas. Igual decisión adoptó la Comisión de Ordenación del Territorio (COTA). Sin embargo, la modificación del PGOU_topó con las consideraciones de la Comisión Jurídica Asesora (COJA) del Gobierno de Aragón, hoy Consejo Asesor. En un dictamen emitido por este organismo en mayo de 2009 se informó de manera desfavorable sobre el cambio porque el suelo con el que se iba a compensar la zona verde del albergue no cumplía las condiciones de superficie y calidad que marca la ley.

El proyecto quedó atascado en la COJA y no se ha desbloqueado hasta hace unas semanas. Hace unos días que los servicios jurídicos municipales lo comunicaron por escrito a la Comarca de la Hoya de Huesca. Será este organismo el que financie las obras de remodelación de los pisos de muestra para reconversión en hospital de peregrino. El Plan de Dinamización Turística concedido a la Hoya reserva 40.000 euros para este fin. Su presidente, Pedro Bergua, manifestó que ya se ha solicitado al ayuntamiento licencia de obras. “Después se sacarán a licitación para intentar que esté rehabilitado en tres meses de manera que en octubre la actuación esté acabada”, comentó Bergua.

Las obras no son estructurales, pero es necesario acondicionar el espacio a un nuevo uso, renovar los suelos, instalar duchar y dotarlo con equipamiento. El proyecto prevé un recinto para 21 camas y una zona que será la oficina de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Huesca, que se hará cargo de la limpieza y mantenimiento de la instalación. Los gastos de luz y agua estarán a cargo del ayuntamiento.

Miguel Royo, de la Asociación de Amigos del Camino, expresó su disgusto porque el albergue de peregrinos todavía no esté abierto. En lo que va de año se han sellado 230 credenciales a caminantes que cubren la ruta hasta Compostela por el camino aragonés, que entra en la provincia de Huesca por Tamarite de Litera. “Casi todos los peregrinos que pasan por aquí vienen de Montserrat, pero es complicado que las asociaciones catalanas recomienden esta ruta porque aquí no hay albergue”, comentó Royo.

Los caminantes que llegan a la ciudad (uno o dos al día), vienen de pernoctar en Fañanás y cuando llegan aquí deben alojarse en hostales y hoteles, algunos de los cuales hacen precio especial al peregrino. Entran por la ermita de Salas y salen hacia Bolea, lugar que es parada fija y donde sí disponen de albergue.

Desde el restaurante Casa Rufino, en la población de la Hoya, explicaron que “en el ayuntamiento hay una llave y otra la tenemos aquí”. El hospital del Camino tiene 12 plazas, es gratis y solo se deja a quienes llevan la credencial de peregrino. “Desde marzo se ve más movimiento, sobre todo de gente que viene en bici”, añadieron.

Fuente: http://www.heraldo.es/noticias/huesca/el_albergue_huesca_para_los_peregrinos_del_camino_santiago_abrira_hasta_octubre.html

¿Qué opinas de esta noticia? ¿Tienes algo que decir? Cuéntanoslo...