miércoles, 1 de septiembre de 2010

1.480 peregrinos pasaron en agosto por Avilés camino de Santiago de Compostela

La ocupación media del pasado mes fue de 45 usuarios al día en unas instalaciones con 60 camas

El albergue de peregrinos va camino este año de superar ampliamente el récord de usuarios que alcanzó en el año 2008 con 4.260 peregrinos atendidos. En lo que va de año ya se superan los 3.500. Sólo en el mes de agosto, 1.480 personas que realizan el denominado Camino Primitivo pernoctaron en el albergue situado en la calle La Magdalena, es decir, una media de 45 cada día en un albergue que cuenta con 60 camas.


El camino del norte entra cada vez más en los planes de los peregrinos, tanto por la saturación del que discurre entre Roncesvalles y Santiago, como por la difusión que las instituciones y asociaciones han realizado de este trazado. En Avilés, el impulso definitivo se produjo en el año 2004, cuando la Asociación Asturgalaica de Santiago Apóstol comenzó a gestionar estas instalaciones.


Desde entonces, el albergue ha ido mejorando sus condiciones y además se encuentra entre los mejor valorados por los peregrinos por la atención que reciben en él, ya que el propio presidente de la entidad, José María Clero, con cinco socios más, se encargan de que permanezca todo el día abierto para recibir a los peregrinos (en otros casos las instalaciones se abren a las siete de la tarde) y de tratar de hacer su estancia lo más confortable posible. Además, la entidad trabaja para que el trazado por la comarca se mantenga en buenas condiciones y esté bien señalizado.


Muchos extranjeros


Entre las nacionalidades de los peregrinos que hasta finales de agosto pasaron por el albergue de la ciudad, destacan los alemanes e italianos. No obstante, este año han elegido el camino que discurre por la costa caminantes provenientes de Brasil, Australia, Canadá, Polonia, Corea del Sur, Lituania, Estonia...


«Les damos cariño, calor humano. Para ello es necesario sentirse peregrino, haber hecho antes el Camino», asegura Clero, entusiasta defensor del Camino Primitivo. Los peregrinos reciben en el albergue la credencial que ha diseñado la Consejería de Cultura, algo importante porque les permite continuar accediendo a los albergues de peregrinos certificando las rutas anteriores, aunque para lograr el reconocimiento en Compostela sólo se tienen en cuenta los 100 últimos kilómetros. Sólo este año, en Avilés se han repartido 500 de estas credenciales entre aquellos que las solicitan.


Los meses en los que han llegado un mayor número de peregrinos a Avilés han sido julio y agosto. En julio el número de usuarios fue de 1.264 y en agosto se sumaron 200 más. Al ser Año Jacobeo son muchas las personas que optan por realizar el Camino, de hecho cifras como las de este año en agosto y julio no se habían alcanzado nunca en Avilés. No obstante, también se espera un buen año en 2011, porque muchas personas no realizan en éste el Camino porque se encuentra saturado en algunos puntos y esperan al próximo año para hacerlo.


Además de los peregrinos que pernoctan en el albergue, otros realizan también este camino durmiendo en hoteles y hostales, por lo que las cifras pueden ser todavía mayores. Clero destaca el valor turístico de un camino que además de por fe, se realiza por otras muchas más cuestiones, como el conocimiento cultural o medioambiental de las zonas por donde discurre.


Un nuevo albergue en Muros


Una de las preocupaciones de la Asociación Asturgalaica es la señalización del camino. Aunque se ha mejorado mucho, todavía existen algunos fallos, comenta Clero. «Desde Gijón a Avilés está bastante bien, pero la mayor preocupación la tenemos en Trasona, donde la Autovía ha estropeado el Camino. El Principado ha señalado la carretera general, pero es una vía con un tráfico muy intenso, con riesgo para el peregrino. Se podría tratar de desviar a los peregrinos por las carreteras que llevan desde Trasona a Llaranes, en la margen izquierda de la Autovía, mucho más seguras». Además, entiende que sería mejorable la señalización para localizar el albergue, ya que los peregrinos indican que encuentran dificultades para llegar a él, en la avenida de Cervantes. También es mejorable el camino entre Oviedo y Solís, según entiende la Asociación Asturgalaica.


La construcción de un albergue en Muros de Nalón es otra de las reivindicaciones que todavía no encuentra respuesta de las administraciones implicadas. La ausencia de esta instalación obliga a los peregrinos a pernoctar en hoteles o en el albergue juvenil de San Esteban de Pravia, pero para ello tienen que desviarse. Lo contrario obliga a hacer una etapa de 36 kilómetros que muy pocos son capaces de finalizar.


Fuente: http://www.elcomerciodigital.com/v/20100901/aviles/peregrinos-pasaron-agosto-aviles-20100901.html

¿Qué opinas de esta noticia? ¿Tienes algo que decir? Cuéntanoslo...