martes, 4 de enero de 2011

El albergue poleso de peregrinos acogió a más extranjeros que españoles en 2010


La casona de la calle Celleruelo ofreció alojamiento a 602 personas desde su inauguración, en el mes de julio

El albergue de peregrinos de Pola de Siero ha tenido un buen comienzo desde que fuera inaugurado el pasado 3 de julio, y lo más significativo es, quizá, que de los 602 peregrinos que acogió desde entonces hasta finales de año, más de la mitad eran extranjeros. Concretamente, fueron 249 visitantes provenientes de España y 353 del extranjero. Después de España, el país que más peregrinos aportó fue Francia, con 154, seguida de Alemania, con 38; Italia, con 22; Bélgica, con 20; Canadá, con 16; Austria, con 15; Inglaterra, con 14, y Estados Unidos, con 12. El resto llegó desde las antípodas hasta el lejano Oriente, América o Europa: Corea, Hungría, Irlanda, Brasil, Chequia, Nueva Zelanda, Suiza, Holanda, Polonia, Dinamarca, Australia, Portugal, Eslovenia, Noruega, Rumanía, México, China, Japón y Estonia.

Respecto a los peregrinos españoles, Madrid tuvo la mayor afluencia, con 50 peregrinos, seguida por Barcelona, con 34; Navarra, con 19; Tarragona, con 13; Cantabria, Valencia y Vizcaya, con 11, y Granada, con 10. El albergue, situado en la casona de María García San Miguel, en la calle Celleruelo, una zona de paso del Camino, cuenta con 18 literas para acoger a otros tantos peregrinos y ocho duchas, así como lavadora y secadora y otros servicios para dar comodidad a los usuarios. En 2010 nunca llegó a llenarse totalmente, a lo más que llegó fue a 17 visitantes en verano. Y fueron muchas las jornadas en que tuvieron entre 10 y 15 peregrinos, también en verano. A partir de octubre, las visitas decaen hasta casi desaparecer en diciembre. El último peregrino, un riojano que regresaba de Santiago, fue acogido el pasado martes.

El albergue está gestionado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Siero, Noreña y Sariego, gracias a un convenio suscrito con el Ayuntamiento de Siero.

Entre las actividades de la asociación está la peregrinación anual a San Salvador de Oviedo. Además, este año realizaron una ruta a primeros de noviembre desde alto de La Campa hasta Pola de Siero, por el camino recién acondicionado entre Sariego y Siero.